viernes, abril 08, 2005

Demasiado Sexy para Harvard

Sexy Bibliotecaria

Desiree hablando por celular.
Desiree, la sexy bibliotecaria.

Leo sobre la noticia de una bibliotecaria en Harvard que recibió discriminación en su trabajo por "usar ropa muy sexy en su trabajo" y "ser muy bonita". Y es que lamentablemente se tiene ese prejuicio de que las mujeres bonitas son tontas. O tal vez sea una política de la Universidad que las mujeres deban vestir sobriamente.
Pienso que no es mala idea exigirle a las mujeres en ciertos trabajos que no distraigan la atención de los hombres vistiendo en forma provocativa, especialmente en los lugares en los que se necesita concentración mental; pero este caso parece ser una discriminación injustificada.

¿No son buenas para las ciencias?

En otra noticia:

Lawrence Summers, el rector de la Universidad de Harvard que desató una polémica hace dos meses cuando sugirió que las "diferencias innatas" entre hombres y mujeres podrían explicar el escaso número de mujeres en posiciones destacadas relacionadas con las matemáticas y la ciencia, confiaba en que la tormenta había pasado. Pero esta semana, el claustro de la Facultad de Letras y Ciencias aprobó, por 218 votos contra 185, una resolución escueta, pero inequívoca: "La facultad no tiene confianza en el liderazgo de Lawrence H. Summers". En el claustro hay 802 profesores con derecho a voto.

Vemos otra vez actuando la corrección política. Como era de esperarse, se ha reaccionado con afectada indignación a la hipótesis científica de que las mujeres no tengan orientado su cerebro a la ciencia y a la matemática; aunque es una posibilidad perfectamente factible. Lo que es un ejemplo de como de como las actitudes políticamente correctas pueden ser un estorbo para la ciencia y el pensamiento racional.

CategoriaMujeres

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails