martes, mayo 24, 2005

Homofobia y Misoginia

Acusar de homofobia y/o misoginia a alguien se ha convertido en un insulto político bastante corriente. Se denuncia como homófobo a aquel que no está de acuerdo con el "matrimonio" homosexual, y de misógino al que defiende el concepto de una familia tradicional en el que la mujer se queda en la casa haciendo las labores del hogar. Y ello a pesar de que no se sienta "fobia" a los homosexuales, o se "odie" a las mujeres. Estas palabras se han desgastado tanto con el manoseo ideológico que han perdido su significado primario.

¿Qué significa "homofobia"? Por que la primera impresión que me da es que significa "odio a los hombres", pero tambien puede significar "odio a los iguales". Tal vez quiere decir "fobia a los que se emparejan entre sexos iguales", o que "homo" se haya usado como una contracción de "homosexual". De todos modos, el significado primario que se la da en las discusiones políticas parece ser ese de "fobia, repulsión u odio a los homosexuales y lesbianas". Digo que se da en discusiones políticas por que Wiki me informa que "la homofobia no es un término psiquiátrico ni existe nada parecido a la homofobia clínica". Parece ser entonces que hay más gente que le teme a las arañas que las que le tienen "miedo" a los homosexuales.

Pero es bien sabido que hay personas que tal vez no es que les tengan "fobia", sino que se sienten incómodas al tratar con cierto tipo de homosexuales, especialmente los más afeminados y que andan lanzando molestas insinuaciones homosexuales no solicitadas. Se da el caso de individuos homosexuales que andan importunando a personas de su mismo sexo en baños públicos. La reacción hacia este tipo de conductas en algunos casos puede resultar desafortunada, pero es comprensible; por lo que veo injusto restregar en la cara este comportamiento comprensible como un insulto político. Después de todo, sabemos de personas que le tienen miedo a los aviones o a hablar en público, y no les andamos recriminando en forma insultante sus debilidades.

Con la misoginia sucede otro tanto, aunque este caso la etimología es más clara. Más que como diagnóstico clínico se utiliza como un insulto político para el que no está de acuerdo con las ideas radicales de grupos feministas. Siempre me ha parecido raro que se acuse de "misóginos" a sujetos que les gustan las mujeres. Cierto es que hay hombres que se comportan en forma posesiva con sus parejas mujeres, negándoles libertades y auto-determinación; pero ello no es justificación para que se los tilde de "misóginos", tal vez el término "machista" sea más adecuado, aunque siempre teniendo cuidado de no caer en el fetichismo ideológico de las palabras. En cualquier caso, debe de quedar claro que los verdaderos misóginos son una minoría, y que los que sienten repulsión por las mujeres o sus vaginas, no lo andan publicando abiertamente; con excepción de los que utilizan el subterfugio de la literatura o en raras páginas web.

CategoriaPolitica

viernes, mayo 20, 2005

Ateos defienden a la Iglesia

Una de las tantas contradicciones de la izquierda europea es atacar a la Iglesia por ser supuestamente homofóbica e intolerante, mientras que se defiende y hasta se promueve la inmigración masiva de árabes musulmanes que no están dispuestos a adaptarse a la cultura de los países en que hacen su nuevo hogar. Profieren cualquier cantidad de calumnias contra Benedicto XVI, mientras que se quedan callados ante las costumbres musulmanas que discriminan a la mujer y a los homosexuales.

Me imagino que para ser de izquierdas hay que acostumbrarse a este tipo de incongruencias, pero los que vemos las cosas desde afuera nos damos cuenta de que estos izquierdismos no nos conducen a ninguna parte. Nos aconseja la cultura popular que "en el lugar donde fueres haz lo que vieres". El multiculturalismo relativista, por el contrario, quiere degradar las costumbres locales para adaptarlas a las del visitante. Hay que ver lo que ha sucedido en Honduras, donde tenemos bastantes árabes que ocupan importantes posiciones en la política, economía y sociedad; y no andan entrando en choque con los cristianos y la cultura local: se han adaptado.

Hay en estas actitudes y políticas un sabor claramente anti-cristiano. Se busca favorecer a cualquier cultura que entre en choque con el cristianismo, no importa lo retrógada que sea, y los que esto hacen se enorgullecen en llamarse "progresistas".

Antes las incongruencias izquierdistas que destruyen a la sociedad, no es extraño que hayan no-creyentes concientes, que se dan cuenta de que la Iglesia es un punto de referencia moral que nos puede salvar de las influencias perjudiciales del relativismo progre. En este sentido creo que vale la pena destacar un par de comentarios en el blog Barcepundit de personas que se consideran ateas, pero que ante los ataques injustificados que se le hacen a la Iglesia, sienten la necesidad de defenderla:

De la mano de una izquierda cretina y deshonesta iremos a parar a una ultraderecha de aquí te espero. Soy atea, pero encuentro en el catolicismo de Ratzinger una consistencia intelectual insólita en la Europa que nos toca vivir. ¿Tendrá razón Malraux con aquello de "el siglo XXI será religioso o no será"?

Lola (paraules)

Y este señor le contesta:

Lola, te entiendo perfectamente: es exactamente lo que me ocurre a mi, otro ateo. Sólo te digo que hace unos meses me estoy planteando hacer algo que no he hecho desde hace unos 25 años: ir a misa :-D (me refiero a ir sin que sea por compromiso a una boda, un bautizo o un entierro).

CategoriaReligion

sábado, mayo 14, 2005

Recomiendan uso del condón

Progres recomiendan uso del condón.

Pero eso no es ninguna noticia. ¿Lo será esta de Reuters?:

Católicos en Honduras reconsideran condones por el sida.

Veamos: Se que en todas las farmacias que conozco venden condones, y como la mayoría de la población es católica, he de suponer que hay católicos que le están dando uso a los condones. ¿Será para hacer globitos?

En realidad no hay que ser muy listo para darse cuenta que esto no es más que un pedazo de estúpida propaganda progre. Nos cuentan la triste historia de Carlos, que se infectó de SIDA por causa de una "novia estable". Ni siquiera era su esposa; fíjese usted.

Se nos ofrecen dos opiniones de personas supuestamente católicas que apoyan el uso del condón en una ONG supuestamente católica llamada "Puerta Abierta". Una de ellas, la enfermera británica Catherine O'Leary, obviamente no es hondureña. Por lo que el titular hubiera podido quedar así: "Hondureña católica reconsidera el uso del condón". Sin embargo, no tienen empacho en afirmar sin evidencia alguna que "voluntarios religiosos en esta pobre nación católica están mostrando ahora su rechazo a la postura de El Vaticano de no recomendar el uso de condones." ¿Quienes son esos voluntarios religiosos? ¿O se referirán a voluntarios laicos? Si es así, esto difícilmente puede considerarse una noticia.

Lo que no reconoce el artículo es que ya existe una "puerta abierta" para cualquier laico católico que quiera promover el uso del condón en la Secretaría de Salud. Qué incluso allí le pueden proveer de condones a las personas que los pidan. Las autoridades hondureñas no necesitan que ningún papa o papo les diga lo que tienen que hacer, lo saben perfectamente. Pero resulta un poco incongruente querer hacer eso en una organización supuestamente católica.

Pero veamos que consejos pastorales nos brindan estas católicas heréticas. Se nos señala el problema de maridos abiertamente promiscuos que fuerzan a sus esposas a tener relaciones sexuales, y cual es la solución que nos dan:¡Uso del condón femenino! ¿Por qué el condón femenino? Por que los maridos son tan machistas que no se pondrían el condón aunque se lo pidan sus esposas. Pero... ¿que les hace pensar que los maridos machistas no protestarían ante el uso del condón femenino? No dan respuesta.

Les faltó recomendarles a las mujeres que defiendan su dignidad como personas para decidir si quieren tener relaciones sexuales o no. Se les olvidó decir que forzar a una mujer a tener sexo, aunque el que lo haga sea su marido, no solo es inmoral, sino que es un delito que pueden denunciar a la Fiscalía de la Mujer. Realmente no están tan interesados en defender a las víctimas del SIDA que en defender el uso del cóndon. ¡Hipócritas!

Pero veamos por donde van los tiros:

Alrededor del 85 por ciento de los hondureños son católicos y muchos de ellos soñaban el mes pasado con que su cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, un liberal comprometido con el combate de la pobreza, se convirtiera en Papa.

¿Pero que quieren decir con que el cardenal Rodríguez supuestamente es liberal? ¿Será liberal en el sentido económico de promoción del libre mercado? ¿O querrán decir liberal-progre? Por que sí es así andan muy desencaminados, el cardenal Rodríguez no está de acuerdo en pervertir a la juventud promoviendo la promiscuidad con la distribución masiva de condones.

Dice O'Leary:

Los sacerdotes pueden marcar una gran diferencia en asuntos como este. Nadie quiere que la iglesia cambie, pero cuando trabajas en esto el sentido común prevalece.

Pues no es cierto que "nadie quiere que la Iglesia cambie". Hay mucha gente que quiere que la Iglesia cambie: O'Leary y toda la recua de progres. Pero no hay que ser católico, solo es necesario usar un poco de lógica, para darse cuenta de que promover la promiscuidad no es el enfoque más apropiado para combatir el SIDA.

CategoriaReligion

viernes, mayo 13, 2005

Pedofilia y encubrimiento en la Iglesia

En ambientes anti-católicos es común la creencia de que la Iglesia Católica está "llena de pedófilos", por los escándalos que se han dado en los últimos años. Los enemigos de la Iglesia nos quisieran hacer creer que la frecuencia de abusos de niños es mayor que en cualquier otra institución o grupo humano. La verdad es que el número de sacerdotes con tendencias pedofílicas es ínfimo en comparación con el total de sacerdotes, por lo que el estereotipo anti-católico carece de cualquier justificación.

Una respuesta que se suele dar es que como la Iglesia es divina, no deberían de presentarse casos de este tipo. Esta es una típica estrategia anti-católica que busca crear falsas expectativas para después regodearse hipócritamente de los errores ajenos. La Iglesia no enseña que los sacerdotes y fieles católicos no tengan que luchar contra la tentación.

También se dice que el hecho de no poder casarse les crea desviaciones sexuales a los religiosos. Afirmación que parece plausible al principio, pero la verdad es que no existe una evidencia científica que la respalde. El hecho es que el matrimonio no garantiza que una persona no pueda cometer delitos sexuales. El celibato en el sacerdocio es una bofetada para la ideología hedonista-relativista que no comprende que el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor. Por eso no es extraño que lo quieran eliminar a como de lugar.

Se acusa también a la Iglesia de encubrir a los sacerdotes pedófilos en sus delitos, como si los sacerdotes y obispos tuvieran la función de detectives y policías.

Veamos donde esta el error en esta acusación.

Piense usted en el caso en que un familiar o amigo estuviera siendo buscado por la policía. ¿Lo delataría usted inmediatamente? ¿Anda usted investigando a sus familiares o amigos para denunciar posibles delitos?

Me imagino que no.

Pues los sacerdotes están en la Iglesia como una familia.

Pero ni siquiera una empresa o negocio secular anda investigando la vida privada de sus empleados para llevarlos a los tribunales; sin embargo, esa es la función que los progres y anti-católicos quisieran que tuvieran los sacerdotes y obispos con sus compañeros. No se aplican el mismo rasero.

Un ejemplo con el que se pueden identificar los progres es con cinco presos cubanos en Estados Unidos, acusados de espionaje, que en Cuba se tienen como héroes. A pesar de considerarse criminales según la ley gringa, ellos alegan que estaban defendiendo a la Isla de posibles ataques terroristas por parte de la extrema derecha de Miami. Ellos reconocen que a veces una elección realmente moral les puede llevar a evadir e incluso a violar las leyes de un país. Sin embargo los progres no les reconocen a los católicos igual derecho.

La Iglesia es dura con el pecado, pero comprensiva con el pecador. Si los obispos deciden no denunciar o entregar a la policía a un sacerdote que ésta considere sospechoso, por que consideran que un tratamiento médico y espiritual es una mejor opción que la cárcel o que las acusaciones son meras calumnias; debe de considerarse esa opción como una legítima decisión moral.

CategoriaReligion

miércoles, mayo 11, 2005

Es un vergueo mental homosexual

La cultura de nuestros tiempos padece de un vergueo mental considerable. Solo así se explica que se considere una avance el disparate de un matrimonio entre personas del mismo sexo. Para ayudarnos a aclarar un poco ese vergueo necesitamos un poco de lógica y de sentido común, desestimados por las corrientes posmodernas que nos quieren vender lo absurdo como "cool".

¿Cuál es el próximo paso en la agenda del progresismo sexual relativista? Por que si ya el concepto del matrimonio se amplió hasta el punto de que los dos "cónyuges" pueden ser del mismo sexo, por que no extender esa "libertad" a grupos de más de dos personas, como lo practican en ciertas culturas orientales y algunos mormones. Y yendo más allá, ¿por que no extender los beneficios del matrimonio civil a personas que no tienen relaciones sexuales entre sí, como dos hombres heterosexuales, o un padre y una hija? ¿O es que el Estado va a dar un estatus legal especial a dos personas solo por mantener relaciones sexuales entre sí? Es fácil ver el absurdo al que nos conduce la cultura sexual que se quiere imponer a la fuerza como el único paradigma humanista posible. Es el momento de preguntarnos: "¿Cuál es el propósito del matrimonio y de la familia en la sociedad?". Es aquí cuando se ve la vacuidad de la agenda progresista, que ya no se pregunta sobre el porqué de las cosas y se conforma con producir escándalo a los "conservadores". Al pensar en una institución como el matrimonio, debemos preguntarnos ¿Qué tipo de sociedad es la que queremos crear y que tipo de instituciones utilizaremos para lograrlo? ¿Será que el hecho de que el matrimonio heterosexual es lo que ha funcionado por milenios se explica por que responde a alguna necesidad de la sociedad humana?

Resulta ilustrativo en este punto leer la opinión de una progre que se da cuenta del absurdo al que nos lleva el "matrimonio homosexual", y que concluye que la institución del matrimonio debe ser eliminada, por que es un "concepto religioso que se ha colado en la vida civil". A parte de lo políticamente impráctico que sería promover esa reforma, ilustra la emotividad irracional anti-religiosa y anti-stablishment que busca destruir los esquemas que han funcionado en una sociedad, simplemente por el juicio sentimental de que son "arcaicos", sin molestarse en proponer en una alternativa seria y racional. El odio se constituye en la guía de acción progresista, poniendo a pelear a las mujeres contra los hombres, los maricones contra los normales, los pobres contra los ricos, los ateos contra los religiosos, etc., para así mejor destruir a la sociedad.

El origen del degenere actual consiste en haber pasado por alto que el matrimonio tiene una función social, y que no es tarea del Estado santificar institucionalmente las aventuritas románticas de parejitas calenturientas y enamoradas. Si la familia es la base de la sociedad, esta debe de atenderse con miras a beneficiar a toda la comunidad, y para ello se apoya a las familias heterosexuales. Una pareja casada que planifica para no tener hijos está haciendo mal uso de esta institución que es el matrimonio. El romanticismo cursi primero y luego el invento de los anti-conceptivos, han provocado la confusión moderna, que ha hecho de las relaciones sexuales un artículo de consumo. Es curioso como los que se proclaman "socialistas" más bien promueven el individualismo en las costumbres.

CategoriaReligion

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails