Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2005

Justicia Superdura: Demagogia Perfecta

Últimamente me he encontrado con personas que defienden en forma muy emocional la pena de muerte, esto como resultado de una campaña del político Pepe Lobo.A muchos nos parece claro que don Pepe Lobo ha utilizado el tema de la pena de muerte en forma demagógica, sacando provecho de su posición como presidente del Congreso para hacer proselitismo político en forma descarada.Sin embargo, no falta quien apoya con entusiasmo las medidas de aplicar "mano superdura"[1] a los delincuentes, y sobre todo, a los mareros; aunque ello implique pasar por alto los principios de los derechos humanos.Los que apoyan la pena de muerte suelen ser individuos de ideas conservadoras, muchos de ellos simpatizan con sectas evangélicas, y se caracterizan por rechazar el análisis científico de la realidad social, optando por una visión idealizada de la libertad humana, en el que cada persona es responsable de sus acciones, sin considerar las circunstancias atenuantes provenientes del entorno social.…

Sexy Hola, Hola Sexy

Es curioso que uno de hombre saluda con un "hola" más que todo a las mujeres. Saludar con "hola" a una mujer implica un cierto grado de confianza y complicidad. En mi caso resulta frecuente que me saluden mujeres que no conozco, o que apenas he visto en alguna ocasión.Pienso que es casi seguro que cuando una señora que apenas conozco me saluda con un "hola" es por que le gusto. Una mujer que quiera guardar las distancias puede que salude con un "buenos días" o "¿que tal?". En muchas ocasiones el tono con que me dicen "hola" las chicas es un tanto sensual,o aparentando inocencia y dulzura.Otra parte de la coquetería femenina es la sonrisa. Pero la sonrisa de las mujeres es algo que frecuentemente me desconcierta; no sé que pensar de una mujer desconocida que me sonríe. Además de que la sonrisa es una forma muy utilizada para ocultar sentimientos; estudios científicos sugieren que las mujeres sonríen ante los desconocidos com…

Hartándose por obligación

Más de alguna vez he visto a alguien que compra una gaseosa, pero que luego, al no tener deseos de seguírsela tomando, se la toma de todos modos. El razonamiento que se ofrece es que "sería un 'desperdicio' si no se la tomaran", "que no hay que botar el pisto". Un compañero de la universidad me comentaba que eso sería un "mal uso de los recursos escasos". Hay madres que le dicen a sus hijos, cuando no se comen toda la comida, que "hay niños en África que se mueren de hambre" y que "sería una ofensa para ellos no comerse toda la comida". Esta manera de pensar es estúpida. Atragantarse con algo que uno no quiere no le hace rendir más el dinero ni le produce más satisfacción; que es a fin de cuentas la razón por la cual uno consume bienes y servicios: para satisfacer una necesidad o gusto.Soy un asiduo cliente de restaurantes de comidas rápidas, y noto que estos establecimientos ofrecen para beber más que todo gaseosas, que no son…

Autoestima de Rebote

En la psicología popular está de moda hablar de la autoestima como el resultado del concepto que la persona tiene de sí misma. Así, de una persona que experimenta temor a hablar en público, se dice que tiene problemas de autoestima y de poca confianza en sí misma. "Todos debemos aprender a querernos a nosotros mismos y a ser independientes de la opinión de los demás". Este discurso individualista es propio de reaccionarios y conservadores que gustan de enfatizar una supuesta responsabilidad personal, minimizando las influencias del entorno.En realidad, la propia estima no es más que un reflejo de la apreciación que tienen de nosotros los demás. En realidad no es ni siquiera eso, es más bien la percepción que nosotros tenemos de la opinión que otros tienen de nosotros. Así, la persona que tiene problemas para hablar en público tiene temor de la baja opinión que puedan tener de ella el grupo de personas ante la cual desarrolla su exposición. Ella recupera la confianza cuando s…

Por qué me gustan las doñas

Una señora me preguntaba en un chat que por qué me gustaban las mujeres maduras. Es difícil explicarlo, le dije, pero me parecen sexys y elegantes. Pienso que uno no está obligado a explicar las preferencias personales, pero en este caso haré un intento.Leer más.